Ley de laver: conviértete en previsora de la moda

Esta ley es pintoresca en sí misma debido a que, descrita por el historiador James Laver, se describía como percibe la sociedad la moda según cuando es llevada la misma. Curiosamente esta ley suele cumplirse y resulta francamente interesante, especialmente en algunas  de las cuestiones principales de tiempo situados en la línea que separa los 10 años antes de que una prenda se ponga de moda a los 10 posteriores. Crea tu propia tendencia gracias a esta sencilla opción.

Lo que hoy es indecente, mañana será tendencia

Te sorprendes a ti misma viendo como aquellas medias que llevaba tu amiga “la rara” hace 10 años, hoy son una de las tendencias más trending. ¿Por qué ocurre este fenómeno? Sencillo. Lo que ayer no estaba de moda, vuelve a estarlo cuando las pasarelas hacen una revisión de dichos elementos. Por ello, ve guardando la ropa de tu madre y de tu abuela porque dentro de 20 años será tendencia y tú no tendrás que gastar ni un euro en ir a la moda. Sin embargo, si quieres ser actual vistiendo, guárdalo de momento en el baúl de los recuerdos.

Según la ley de Laver, una prenda que en el momento de estar de moda se considera actual es tomada como indecente 10 años antes de ser tendencia, desvergonzada durante 5 años antes y atrevida en un año antes. Asimismo, se toma como pasada durante un año después y horrorosa a los diez años de llevarse. A este respecto, la ley va más allá considerándola ridícula 20 años después,  graciosa 30 años después, pintoresca 70 años después, romántica 100 años después y preciosa 150 años después.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× 8 = cuarenta

Blog de Tendencias y Novedades | INOFERTAS no es responsable de los comentarios y opiniones expuestas por terceros en este sitio web. Al enviar el presente formulario el usuario acepta las normas propuestas e indicadas en nuestro aviso legal.

El diario se reserva el derecho de no aceptar o eliminar los comentarios que estimemos fuera de tema o contrarios a las normas de uso.